domingo, 10 de mayo de 2015

La historia del último Crisantemo (1939)

Zangiku monogatari

Afiche Zangiku monogatari
 Zangiku monogatari
(1939) on IMDb
Ficha en FILMAFFINITY
--------------------------------
557 mb / V.O. Subt pegados en Esp / BRrip >> RMVB
Descargar: 3 PARTES / Depositfiles

Obra Máxima del cultuado director Kenji Mizoguchi, que junto a Yasujirō Ozu, Akira Kurosawa, Mikio Naruse y Masaki Kobayashi, conforma el quinteto de los Grandes Maestros del cine Clásico japonés. Su reconocimiento en europa llega al ganar el León de Plata en el Festival de Venecia de 1953 y hasta su muerte en 1956, aún realiza más 6 producciones.
“La historia del Último Crisantemo” fue un éxito en su momento, por la cual le fue otorgado el Premio del Ministerio de Cultura, alavancando la carrera del director. La película se inserta dentro del movimiento neorrealista japonés, donde Mizoguchi trabaja con un respeto poco común hacia la mujer (cosa que es notoria en toda su filmografía). Toda la producción es hecha con amplios planos sin el uso de acercamientos, aunque si hace uso de algunos travelings. Sus tomas ganan gran profundidad de campo gracias al uso de grandes angulares. La historia habla del amor incondicional y el sacrifício por el beneficio del otro. Muchos autores citan esta película como una excelente clase magistral de cine. Esencial dentro del cine clásico japonés.

5 comentarios:

  1. El Último Crisantemo parece más una obra de teatro filmada (en la que pueden verse escenas de otras obras teatrales) que una realización cinematográfica.
    Con perdón del director, y del culto que el mismo ha merecido, los diálogos son simples y reiterados en exceso. Se relata lo que está sucediendo (como en el teatro) y el protagonista nunca sale de su “personaje”. Demasiado afectado.
    Como historia de amor y entrega podría funcionar. Una mujer humilde, sensible y muy generosa, renuncia a todo lo que puede ser su interés personal, en pos de que su amado logre éxito en su carrera actoral.
    El centro, y todo lo que sucede, gira en torno de esa carrera, y del ego del actor que (igual que su familia) cree que sólo vale si triunfa. Sólo puede andar “con la frente en alto” si el público lo reconoce como un gran actor.
    Se contrapone lo generoso y abnegado de la mujer con el egocentrismo recalcitrante de este hombre y su entorno.
    Me gusta mucho el cine japonés, pero este film no es un ejemplo de lo que más disfruto de él.
    Gracias de todos modos!

    ResponderEliminar
  2. Mujeres. Ayer. Hoy. Mañana. Son el amor mismo. Sin ellas no somos. Lo magistral y cautivador para mi es la manera como la presenta Mizogushi: ritmo pausado, las tomas en exteriores las muestra como escenarios montados para teatro recurriendo a una perspectiva acentuada y a tomas generales, recordándome que la vida es un escenario y nosotros los actores. Así le da un predominio a la expresión corporal, y me sumerge de forma íntima a los personajes y su sentir; es como un ensueño, en límites de la realidad y la imaginación.

    ResponderEliminar
  3. Termino de ver una clase magistral de excelente cine de hace 75 años de la mano del gran Kenji Mizoguchi,impecable...luego le seguirían dos no menos importantes directores entre tantos otros ,como lo fueron Akira Kurosawa y Yasujirō Ozu,con otros ritmos, sobre todo Kurosawa acompañado siempre del excelente actor Toshiro Mifune.Gracias por subirla.!!

    ResponderEliminar
  4. Razón tienes mucha Lucy. Esta película es considerada una obra maestra, pero por su composición y modo de filmar muy diferente a lo que se hacia hasta entonces en el cine occidental. Mizoguch experimenta con largos planos secuencias (hasta lo que daba el carrete de película entonces). por lo que lei, el número de tomas creo que iguala al número de minutos de la película. Es cierto que pueden causar el aburrimiento de quienes no tienen la disposición para ello (más aún cuando la historia no compagina con nuestros días), pero digame como no abrir la boca con una escena donde: "Se observa un grupo. De repente una mujer se para y camina por un pasillo y la cámara en un parcimonioso traveling la acompaña para de repente abandonar la mujer y girar, para entrar en una habitación y apuntar hacia una ventana...." WOW!!!!, el Maestro Japo se antecedió a todos.
    Para hablar sobre la técnica de Mizoguchi voy a copiar a "Angelus", y cito:

    " Mizoguchi es un maestro de los planos secuencia. Eran su instrumento favorito (además odiaba el primer plano) para generar algo similar a la hipnosis. Para ello empleaba cálidos (lentos también puede decirse) movimientos de cámara de gran duración que desembocan muchas veces en un plano sostenido durante bastante tiempo también. Esos planos sostenidos incorporan importantes hallazgos desde el punto de vista de la composición (configurar el plano con sombras, objetos y con los movimientos y posición de los personajes, manteniendo la unidad espacial cortando mucho menos que en el cine occidental). Todo ello para provocar una profunda y contemplativa emoción en el espectador y lograr intensidad, paradójicamente, a través del distanciamiento (nada de planos detalle de manos temblorosas u ojos llorosos)."

    Tenemos más otras 6 obras de Mizoguchi que iremos postando aqui junto con Kurosawa.
    Ivan, de una te pido ayuda con Ozu y Kobayashi, y si consigues algo de Naruse, de quien nunca siquiera habia oido hablar serás agradecido.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por compartir con nosotros esta película. No la he visto todavía, pero me he animado a escribir tras leer lo de Léeme que la acompaña. Es verdad, no debería costarnos tanto trabajo decir Gracias, pues es pago pequeño por obtener algo que, se supone, nos gusta mucho. Y me ha llamado muchísimo la atención el pasaje donde comentas lo fácilmente que se podría acabar con las descargas, y el hecho de que no se haga. Puedo comprender que exista más relajación con material antiguo y poco conocido, pero, ¿cómo es que no se actúa cuando al día siguiente de la emisión del capítulo de una serie ya la tienes disponible en cientos de sitios? Es algo sobre lo que pienso a menudo y que, francamente, no consigo entender.

    Bueno, lo dicho, muchísimas gracias por este regalo, y hasta otra.

    ResponderEliminar